LLEGÓ LA HORA – REPRODUCTOR